miércoles, 21 de mayo de 2008

QUIENES SOMOS

Centro San Bao es una filial de la Asociación Kai Men (y por ende de la Academia Chino Brasilera de Kung Fu) que se encuentra ubicada en el barrio de San Telmo, en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Nuestro objetivo es fomentar el desarrollo integral de la persona, entendiendo que cada individuo es también parte de una sociedad y a su vez como grupo existimos y somos dentro de este Planeta Tierra.

Tomamos como punto de partida la salud física y mental del individuo y desde esa perspectiva es que estudiamos las Artes Marciales Chinas, las cuales ofrecen excelentes herramientas para desarrollarnos como personas. En las clases se practica y se aprende Tai Chi Chuan, Chi Kung y Kung Fu Tradicional.

Nuestro conocimiento marcial es sólido y se encuentra respaldado por ser
Kai Men una de las escuelas de Artes Marciales Chinas más grandes y antiguas del país y por ser ésta una filial de la Academia Chino Brasilera que dirige el Gran Maestro Chan Kowk Wai, de quien podemos mencionar sus más de 65 años de práctica; más de 40 años de enseñanza; un linaje marcial altamente destacado; el haber recibido el título de Ciudadano Ilustre de la Ciudad de San Pablo, Brasil y el tener alumnos en América del Sur y del Norte, Europa y Asia.

¿Por qué San Bao?

San Bao significa “tres tesoros” y es un concepto que forma parte del estudio de las Artes Marciales Chinas, haciendo referencia a un desarrollo integral de la persona. Los 3 tesoros a los que alude son el Ching o Esencia, el Chi o Energía Vital y el Shen o Espíritu, donde los dos primeros remiten al cuidado de la salud física y mental y el último a algo más intangible -emocional/espiritual – sin desconocer que la división cuerpo-mente-emoción-espíritu es en realidad un juego dialéctico analítico para exponer el tema, siendo inexistente tal división desde una óptica holística.

Clásico texto de 2000 años de antigüedad:

“El cuerpo es el templo de la vida. La energía es la fuerza de la vida. El espíritu es el gobernador de la vida. Si uno se desequilibra, los tres terminan dañados”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario