lunes, 17 de agosto de 2009

Alimentación y Salud (Charlas - Julio 2009)

El propósito de esta charla es darse un tiempo para pensar acerca de lo que comemos. Allá vamos...

Hay 2 formas fundamentales de incorporar energía (chi): con la respiración y con la comida. Y es partiendo de este lugar que le vamos a otorgar importancia a la alimentación. Si Ud. lector no cree en la energía interna que circula en su cuerpo, no lea más. Pero si cree tenga muy presente esta premisa: las dos formas principales de incorporar chi es a través del aire y del alimento.
Ud. puede ser sano y de tanto en tanto desequilibrarse y enfermar o puede ser desequilibrado y enfermizo y de vez en cuando experimentar el bienestar. En ambos casos es Ud. responsable.
Si salud y enfermedad están relacionados con el chi de su cuerpo, y parte de su propio chi fue incorporado con su comer, tal vez valga la pena dedicarle una reflexión a ello.

La alimentación como profilaxis
La alimentación debe cuidarlo, sanarlo. Lo que coma diariamente debe hacerlo sentir bien por lo que signifique como nutriente, por la forma en que se presenta ese tentador plato a sus ojos y por lo sabroso que sea al degustarlo. Comer algo que "dicen que es bueno para la salud" pero que le resulta feo... a la larga lo va a dejar. La comida "sana" debe ser rica y puede serlo. Aprenda a cocinar rico (o sepa dónde comprarlo) y déle tiempo a su paladar a reconocer esos sabores distintos - no compare una milanesa napolitana con papas fritas con un plato de arroz integral con repollitos de Bruselas y palta. Es como comparar una película en el cine con una obra de teatro. Si va al teatro esperando ver efectos especiales, súper entretenimiento, grandes sonidos y explosiones probablemente se decepcione. Pero si se abre a la experiencia teatral descubrirá algo fascinante. Entonces... déle tiempo a su panza, a su boca y a su cerebro a descubrir nuevos placeres. No olvide que la fuerza del hábito es muy grande y necesitará varios intentos para modificarla (y así modificarse). Verduras, frutas frescas, frutas secas, semillas, hongos, huevos y leche son excelentes alimentos. Poseen agua, minerales, vitaminas, hidratos de carbono, proteínas, grasas y calorías. Obviamente, si Ud. por verdura entiende solamente lechuga, tomate, cebolla y zanahoria no podrá hallar tantos nutrientes ni sabores. Pero hay mucho más que eso: morrón, pepino, perejil, acelga, rúcula, radicheta, remolacha, apio, espinaca, brócoli, repollitos, zapallitos, coliflor, etc. Lo mismo sucede con los frutos: manzana, banana, naranja, mandarina, pera, frutilla, arándano, cereza, ciruela, melón, sandia, uva, mango, palta, higo, dátil, durazno, ananá, nueces, almendras, castañas, etc. Tal vez valga la pena darse una vuelta por la verdulería o frutería de su barrio y volver a mirar con ojos curiosos qué es todo eso que allí se ofrece.

Dietas
Existen diversas posturas acerca de dietas alimenticias: vegetarianos, macrobióticos, raw-food (comida no cocida) son sólo algunos ejemplos de ello. Además existen hábitos culturales culinarios: comida china, francesa, árabe, europea, etc. Hace no tantos años atrás el pueblo comía lo que el medio natural le ofrecía - los chinos comían mucho arroz porque allí se podía plantar y cultivar, los japoneses comían mucho pescado porque habitaban una pequeña isla rodeada de mar y los argentinos comían mucha carne porque La Pampa estaba llena de vacas. Hoy esto cambió ya que es posible conseguir productos de todo el mundo. En el Mercado de San Telmo hay peras de Japón y en medio del invierno podríamos comprar mango, fruta característica de climas tropicales. Esta variedad nos permite poder elegir y decidir cómo queremos ser a partir del comer. Todos las posturas alimenticias antes mencionadas pueden llevarse actualmente a cabo en Buenos Aires ya que podemos encontrar en la ciudad los productos que estas nos exigen como doctrinas. Encuentro importante la siguiente aclaración: no se fanatice ni se rigidise con ninguna manera de comer ni con ninguna dieta particular. La cultura del "asado" o del café con leche con medialunas en el bar son únicas en el mundo y Ud. está en la Argentina - no se pierda esta extraordinaria experiencia porque es Ud. parte de la macrobiótica o por ser vegetariano. Obviamente, tampoco abandone sus convicciones ni fuerce sus gustos. Es bastante usual que tras leer acerca de un dieta se comience pensando que " bueno, hasta acá. De ahora en adelante como distinto" lo cual probablemente no pase de una manera tan drástica sino que sea una progresión con avances y retrocesos tal cual lo experimenta en su práctica del Arte Marcial Chino, sintiendo algunos días que la técnica mejora y otros que ha empeorado, pero que tras la perseverancia y dedicación los movimientos empiezan a salir evidentemente mejor. El Maestro Chan Kowk Wai suele decirle a sus alumnos algo así como "coman bien, coman variado y si están entrenando, coman mucho". Su cuerpo necesita recuperarse correctamente del desgaste que proporciona el ejercicio físico y para ello no alcanza solamente con una buena respiración: coma bien y descanse bien. Esto no significa comer light ni solamente productos con etiquetas verdes y/o chicas lindas, ni comidas sin sabor o ni que nuca pueda uno comer cosas simplemente por gusto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario